‘Ecstatic Dance’ :Jazar baila hasta la catarsis

Sesión de Ecstatic en Jazar

La propuesta es sencilla: encontrarse en Jazar y bailar. Y hacerlo por el puro placer de movimiento, sin técnica ni coreografía, en un viaje no verbal hacia la apertura y  la plenitud.  Dese hace dos años  Oskar Estanga (profesor de danza, bertsolari) organiza una vez por mes sesiones de ‘Ecstatic Dance’.   Y en este caso, los fonemas engañan, los encuentros son todo menos estáticos. Hablamos de ‘ Ecstatic’ como de éxtasis, un estado de expansión máxima en el que la sustancia de embriaguez no es otra que el cuerpo.

Las sesiones arrancan con un pequeño calentamiento y se deslizan a lo largo de varias horas de danza libre. Para mantener la pureza del diálogo entre cuerpo y espacio, se mantienen tres pautas principales: no hablar, no invadir la intimidad de otro compañero y no tomar ninguna sustancia que altere el comportamiento. Mente y piel tienen que estar atentas para ser un vehículo de expresión.

 

Las ‘ecstatic dance’ nacen en Hawai en el año 2000, inspiradas por el trabajo de ‘5 ritmos’ que creó anteriormente  Gabriell Roth, con la idea de que todo trabajo creativo pasa por cinco estados: fluido, Staccato, Caos, Lírico y Quietud.  Así la ‘ecstatic dance’  transcurre musicalmente por estos ritmos para, de alguna forma, buscar un éxtasis de equilibrio energético.

Los encuentros de Jazar  empiezan a ser conocidas entre los amantes de la danza y poco a poco van ganando en participantes.  Queda aún mucho hasta alcanzar el nivel de afluencia que las ‘ecstatic’ han logrado en  Barcelona o en Madrid, donde  reúnen a cien personas cada fin de semana.  Allí se han convertido en una especie de ocio alternativo para personas que busca un lugar donde bailar y relacionarse.

Es cierto que la propuesta es tan libre y pura (sin palabras, sin pautas) que puede conducir a quien participa a sentirse expuesta. Pero el reto se convierte en una oportunidad única para el autoconocimiento y  para la posibilidad genuina de compartir con otras personas una verdad valiosa: ser una misma, sin filtros, a través de la danza.

Información práctica

Cómo apuntarse:  Para participar en la sesiones hay que enviar previamente un mail al organizador, Oskar Astanga. El mínimo son 8-10 personas.

Precio: 8 euros / sesión. (Excepto socios de Jazar)

Normas: Respeto a nosotros mismos, a los demás y al espacio.

Fechas:  Estar atentos a los anuncios que se hagan desde Jazar.

Mínimo 8-10 personas

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.